Historia del vitral

El arte del vitral consiste en ensamblar hojas de vidrios de color, conectadas por barras o cañuelas de plomo, está muy vinculada a la arquitectura y básicamente no ha cambiado mucho desde el Renacimiento hasta la gran aparición del artista y diseñador industrial Louis Confort Tiffany. (Pintor, decorador de interiores, diseñador de ventanas y lámparas en vitral, mosaicos de vidrio, vidrio soplado, cerámica, joyería y trabajos en metal).

El vidrio existe en la naturaleza, bajo la forma de obsidiana (debido a la transformación de rocas ricas en silicio al momento de una erupción volcánica), y se utiliza desde millares de años, para herramientas, armas y joyas. El vidrio blanco, artificial, se conoce en Mesopotámica, en Egipto y en Oriente, alrededor del año 3.000 antes de nuestra era.

Los romanos fueron los primeros en utilizar vidrio para cerrar los vacíos de sus casas. Su vidrio es "fundido sobre tabla", es decir, vaciado y luego extendido sobre un soporte plano (madera o arena). Los ejemplos más antiguos se encontraron en la ciudad de Pompeya.

No hay una claridad exacta cuando el vitral comienza a distinguirse de la cristalería, pero los libros medievales hablan de mosaicos de colores teniendo por referencia a los Mosaicos Bizantinos. El desarrollo de estas técnicas permite, hacia el año 1100, una gran maestría en el campo de los vitrales, como aparecen actualmente en la catedral de Augsburg, en Alemania.

Pasa a ser entonces uno de los principales medios de expresión artística, caracterizando el arte religioso gótico, cuya arquitectura logra liberar grandes aberturas en las paredes hacia el exterior. Las iglesias románicas utilizan mucho más los vidrios blancos, con el fin de preservar la luz, que sus escasas aberturas muy poco dejaban entrar.

En la actualidad con la aparición de la técnica de cintas de cobre no solo nos ha permitido trabajar piezas más pequeñas, sino que ha dado un mundo de posibilidades para que los arquitecto, diseñadores e ingenieros como también los propios vitralistas puedan crear en los más diversos ámbitos privado y público con la realización de lámparas, ventanas, objetos, separadores de ambiente etc., y así lo han comprendido y utilizado artistas como Frank Lloyd Wright, Gaudí, Chagall y Matisse entre otros.